VIOLETTE BUSHELL (SZABO)

 

En París, el 26 de Junio del año 1921, nacía Violette Bushell, de padre inglés y madre francesa. Al poco tiempo su familia abandonó Francia y se estableció en Brixton. No volvería a pisar suelo francés hasta 1944, 23 años después.

Y desde luego nadie podría haber imaginado en aquel momento las circunstancias que rodearían aquella vuelta al país que la vio nacer.

Asistió al colegio hasta los 14 años, y desde el principio demostró ser una mujer fuera de lo común. A pesar de no ser especialmente alta (1.65m) destacó en las competiciones deportivas. Además, era inteligente, atrevida, y muy atractiva.

Una vez hubo terminado sus estudios, alternó entre varios empleos, y fue como dependienta en una tienda de perfumes como le sorprendió el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Poco después de aquello, en el año 1940, cuando ella contaba 19 años, se dispuso, por causa de su madre, a buscar alojamiento en Londres a un soldado francés durante el desfile del día de la Bastilla. Fue así como su camino se cruzó con el del Capitán de la Legión Extranjera Etienne Szabo, francés de origen húngaro.

Y menudo encuentro fue aquél. Casi inmediatamente después de conocerse quedaron prendados el uno del otro, y tras un noviazgo increíblemente apasionado que duró poco más de un mes, 42 días, el 21 de Agosto de 1941 se casaron. Ella con 19 años, él con 31.

Pero eran tiempos de guerra, y poco después de aquella boda, Etienne tuvo que partir al frente. Intercambiaron cartas y mantuvieron su amor todo lo vivo que pudieron, pero no lograron verse hasta un año después, en el que tuvieron la dicha de compartir una semana juntos gracias a un permiso que le había sido concedido a Etienne.

Sin embargo, en aquella semana su amor dio fruto; Violette estaba embarazada. 9 meses después, el 8 de Junio de 1942 nacería su hija, la pequeña Tania.

El capitán Szabo jamás llegaría a ver su hija. Poco después de su nacimiento, el 24 de Octubre de ese mismo año, moriría en la batalla del El Alamein. Violette era viuda a los 21 años.
Su mundo se había roto por completo. No podía soportarlo más. Le habían quitado a su Etienne, lo que más quería en el mundo. No podía seguir así. Decidió unirse a los SOE (Special Operations Executive), un comando de fuerzas especiales altamente entrenadas y creadas por Winston Churchill y Hugh Dalton especializado en infiltrarse y atacar tras las líneas enemigas.

Recibió un durísimo entrenamiento en artes marciales, combate con armas de fuego, sabotaje, demoliciones, navegación, pilotaje, paracaidismo, idiomas, comunicaciones, criptografía y sigilo.

El 5 de Abril de 1944 fue lanzada en paracaídas sobre Cherbourg, en la Francia ocupada. La persona que estaba pisando suelo francés en aquel momento era alguien completamente distinto a la pequeña Violette que abandonó París poco después de nacer.

Aquella misión consistió en la ayuda a la resistencia francesa, el sabotaje de varias líneas ferroviarias alemanas y el marcado de las posiciones de objetivos específicos para ser bombardeados desde el aire. Fue todo un éxito.

Para su segunda misión fue destinada a Limoges, donde debía ayudar a los Maquis en su lucha contra los alemanes. Fue durante esta misión, el 10 de Junio de 1944, cuando ocurrió el desastre.

El camión en el que viajaban ella y su pequeña célula fue descubierto por una patrulla alemana.

Ella sola cubrió a todo el grupo de Maquis que la acompañaban, permitiendo su retirada, en la que ninguno perdió la vida ni resultó herido.

Sin embargo, aquello la había dejado en una posición en la que no podía huir. Se dispuso a vender cara su vida y resistió hasta el final en aquel camión, hiriendo y matando a varios soldados alemanes.

Y así estuvo hasta que se le acabó la munición, momento en el que no pudo evitar ser capturada.

La llevaron a la prisión de Limoges. Allí la interrogaron, y al ver que se negaba a revelar ninguna información útil, la torturaron y la violaron.

El SOE organizó una misión de rescate para intentar liberarla, pero no hubo suerte. Tan sólo dos horas antes de que la operación de rescate de la prisión se llevara a cabo con éxito Violette había sido trasladada al campo de concentración de Ravensbruck.

Allí, a los 23 años de edad, el 5 de Febrero de 1945 fue asesinada. El 30 de Abril de aquel mismo año Hitler se suicidaba y poco después Alemania capituló, acabando así con la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Se le concedieron de forma póstuma la George Cross y la Croix de Guerre, medallas que recogió su hija Tania, que tenía 4 años y no acababa de entender lo que estaba pasando

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s