Los niños…

Los niños…

El mejor olor, el del pan;

El mejor sabor, el de la sal;

El mejor amor, el de los niños.

El medio mejor para hacer buenos a los niños, es hacerlos felices.

Lo que se les dé a los niños, darán los niños a la sociedad.

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.

Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es maravillosa.

Somos lo que fue nuestra niñez.

Da un poco de amor a un niño y ganarás un corazón.

Los niños y el genio tienen en común el mismo órgano motor: la curiosidad.

Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente,

cosa que rara vez nos ocurre a nosotros.

Quien no aprende de los niños, no aprenderá nada de los mayores

He llegado por fin a lo que quería ser de mayor: un niño.

Los niños adivinan qué personas los aman.

Es un don natural que con el tiempo se pierde.

Lo que pongas en los primeros años de tu vida

quedará en ella hasta más allá de la muerte.

Que ni una palabra ni una mirada obscena, manchen la casa en donde haya un niño.

En cada niño nace la humanidad.

Los niños son la esperanza del mundo.

Donde hay niños, existe la Edad de Oro.

Es importante cuidar la infancia, porque los niños son el futuro de nuestro mundo.

Cada niño que viene al mundo nos dice:  “Dios aún confía en el hombre”.

Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.

¿Qué sería el mundo sin niños?

Presencia la sonrisa de un niño y tu día triste habrá acabado.

Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene.

No todo está perdido cuando puedes ver en el rostro de un niño su magnífica inocencia.

¿Dónde va el niño? Donde le tratan con cariño.

La ternura cura

Lo que se aprende en la cuna siempre dura.

Aquél que no es capaz de comunicarse con un niño, no es capaz de

comunicarse con nadie.

Dame los primeros siete años de vida de un niño y te diré lo que será el hombre del mañana.

Los niños son la mayor prueba de que Dios existe.

Los niños son las personas más sabias del mundo, sólo que sin malicia.

El futuro de los niños depende del presente que viva.

Mi alegría es la mirada limpia y llena de amor de un niño feliz.

Si todos siguiéramos siendo niños no habría guerras.

Una respuesta a “Los niños…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s